9 dic. 2011

Dani en el periódico El Mundo

¡¡Hola a todos!!

Os dejo con una pequeña entrevista que le hicieron ayer a Dani en el periódico El Mundo.
Gracias a Calala!!!


HAT-TRICK

DANI MATEO

Licenciado en Periodismo. Pasó por ‘Sé lo que hicisteis…’ y es actual colaborador de El Intermedio’, en La Sexta. Monologuista cómico, participa en ‘El club de la comedia’.

LOS MANDRILES

¿Fecha? ¿Qué fecha?

Es lo que tengo, que no retengo las fechas de cuando tenía seis o siete años, ya me disculparán. Pero mis primeros recuerdos de los Barça-Madrid, cuando nos juntábamos toda la familia en casa de mi abuelo, me sirvieron para dos cosas: la primera, para despertar mi sentimiento culé, y la segunda, para enterarme de que el hombre desciende del mono. Perdona papá, pero es así. Mi padre, José María, un hombre serio y modelo de mandril. ¡Estaba permitido comportarse así viendo el fútbol! Mi padre no era mi padre, era el macho dominante alfa. Yo aprendí la Teoría de la Evolución viendo los Barça-Madrid. Para que luego digan que el fútbol no enseña nada.

SÍNDROME DE STENDHAL

8 de enero de 1994.

¿Lo ven? De esta fecha sí me acuerdo. Tenía ya la indecente edad de 15 años, y también lo vi en casa, con mi familia, y por supuesto con mi padre gritándole a la televisión. Ocurre que ese día yo también le grité (a la tele, que quede claro). Ese día fue en el que Romario hizo aquella maravillosa obra de arte en forma de regate de cola de vaca a Alkorta. Ese día entendí lo que es el arte, la belleza, creo que esa noche contraje el Síndrome de Stendhal. No me canso de verlo en televisión. Fue algo muy difícil de describir. Si en mis primeros años descubrí, viendo los Barça-Madrid, que el hombre desciende el mono, con esa jugada comprendí lo que era la belleza. Si es que el saber no ocupa lugar… ¿O sí?

EL COCHINILLO

23 de noviembre de 2002.

Sí amigos, estamos hablando del regreso de Figo al Camp Nou, vestido con esa camiseta tan blanca, tan blanca. Esa cabeza de cochinillo volando hacia el césped podría pasar por el plano de una película de David Lynch. Cuando creía que lo había visto todo en un partido de fútbol, llegó y, claro, es muy difícil de explicar. Yo estaba en el campo, y… ¡madre mía! Con lo que había sido Figo para mí iba dispuesto a insultarle y a gritarle todo lo que pudiera. Pero no sé, será que el amor todavía habitaba en mi interior, que apenas le tiré un par de billetes de esos falsos que repartieron en el campo. Y por cierto, para este sábado estoy acojonao. Como todo buen barcelonista.

Disfrutadla ;)
Un saludo!!

1 comentario:

  1. Siempre tan genial " mi padre, Jose María, un hombre serio y modelo de mandril" jajaja

    Saludos :)

    ResponderEliminar