8 mar. 2012

“Al final han convertido en pecado lo que realmente somos”

¡¡Hola a todos!!

Os dejo con una entrevista que le han hecho a Dani los chicos de L'informatiu por su actuación en el Teatro Olympia en Valencia.

"Como da fe su perenne barba, Dani Mateo tiene mucho pelo en el rostro, pero a poco que uno le haya escuchado, resulta obvio que no tiene ninguno en la lengua. De ello da cuenta a diario ahora en El Intermedio, donde, siempre en un ambiente de humor, nunca deja de regalar algún comentario afilado. En vísperas de su visita a Valencia para presentar su nuevo monólogo, aprovechamos para hablar con él sobre humor, el día a día junto al Gran Wyoming y sus perspectivas de futuro.

Todas las noches, acompañando al Gran Wyoming, se da un paseo por las casas de los que quieren ver cómo se le hacen cosquillas a la actualidad. Pero, aunque la tele sea un medio que conozca bien y en el que se siente cómodo, Dani Mateo sigue subiéndose al escenario para deshilacharse en un monólogo en el que la risa del público se enreda. Porque así es como comenzó y es así como sigue, compaginando. Ahora es el momento de un nuevo espectáculo, PK2.0, Que dios nos pille confesados —escrito, dirigido e interpretado por él mismo- en el que hace una irónica revisión a esos estigmas que nos persiguen. El joven tiene gracias y dones, pero no el de la ubicuidad. Todavía. Así, no hay más remedio: la entrevista es telefónica. Y será porque habla desde un lugar público y hay jaleo —¿El eco del móvil?—, o, a lo mejor, porque lleva ya varias entrevistas para la radio. Quizá sea, simplemente, la sensación que ha tenido durante la conversación. Pero alguna cosa le ha hecho pensar que estaba en el aire, y nos responde, contento, dirigiéndose a un público radiofónico. De ahí toda la chispa y el buen humor, la mención a los oyentes, es decir, los lectores; la invitación a unirse a la caravana de El Intermedio que irá a Badajoz... Estaba entregado al público, como cuando se sube a un escenario como monologuista. Y el momento de explicar qué es L’Informatiu se escapó. Pero bueno, ya se sabe, el humor es juego de todos.

- Pregunta: PK2.0, que dios nos pille confesados. ¿Confesados de qué?
Respuesta: ¡De todo! Me sorprende que alguien en Valencia me pregunte qué es un pecado, los creadores de la ruta del bakalao. ¡Sabéis perfectamente de qué hablo! ¡Que sois unos pájaros! Pues nada, me refiero a los pecados que cometemos desde siempre, porque no han cambiado tanto. No tenemos que castigarnos por pecar o querer pecar porque, al final, han convertido en pecado lo que realmente somos. Imagínate que coges un mono en el zoo y le dices que es pecado todo lo que hace: tirarle caca a la cara del compañero de jaula está mal, hacer pis en la boca de otro mono está fatal, eso de ir copulando con todas las monas que se acercan, mal. Al final ese mono va a acabar muy estresado, porque todo lo que hace es pecado. El error es haber convertido en pecado todo lo que hace el mono. Y, como nosotros somos monos que se peinan, de ahí deriva todo nuestro estrés.

- P: Entonces es un mono pecador.
R: Y tú también. [Ríe]

- P: El sábado vuelve Olympia, ya ha estado otras veces en por aquí…
R: Sí, Valencia es como la tierra que me vio nacer. Actuaciones que recuerdo con cariño… en El Loco, donde hice las primeras actuaciones cuando empezaba. Allí empecé a sentir que ya era cómico. Le tengo un cariño muy especial al público de Valencia porque fueron los primeros que me trataron realmente bien.

- P: ¿Qué es más difícil para usted, contactar con el público en un espacio pequeño como puede ser un club o en uno grande como el teatro?
R: A mí me cuesta mucho conectar con el público tonto, en general. El espacio no es problema. Puedo estar en un pabellón y si son gente maja y dispuesta a pasarlo bien, a reírse, no habrá ningún problema. Pero puedo estar en una habitación con tres tontos y ser incapaz de que me escuchen. Lo importante es que la gente sea maja y recuerde que es humor, que se trata de reír.

- P: Mirando hacia su día a día… ¿qué tal es trabajar con el Wyoming?
R: Es un horror. Es lo peor. Te lo digo en serio, es lo peor. Pero no es una cosa que diga yo, lo sabe toda la profesión. La gente se esconde cuando él aparece, tiene un camerino aparte rodeado por un foso con cocodrilos, lo traen encadenado… ¿Has visto El Silencio de los Corderos? Pues lo traen así, lo traen en una camilla con ruedas y un bozal. Es un tío muy peligroso, aunque finge muy bien. Con la cámara delante parece humano, pero en cuanto la apagan salimos todos corriendo asustados.

- P: Bueno, y lo importante, ¿es gay o no es gay?
R: Mucho. Muy, muy gay. Todo lo que tiene de malo lo tiene de gay. Pero, ojo, que yo también. Tengo un ramalazo importante. Estamos manteniendo una relación, pero yo lo hago por miedo a perder el trabajo. Y lo malo es que me está empezando a gustar.

- P: Entonces ya está todo claro.
R: Sí y, ya que estamos con este tema, me gustaría recordar que vamos a volver a Badajoz a ver si podemos tirar de una vez al alcalde. Así que hago un llamamiento a los palomos cojos de Valencia para que nos ayuden con la caravana.

- P: Hablando de pájaros, ¿cómo va el vuelo de los estorninos de El Intermedio?
R: Nosotros mandamos los estorninos y dejamos muy claro que no queremos que vayan a provocar, ni a insultar. La intención de los estorninos es anidar durante unos días en una cuenta de Twitter y hacer preguntas para que nosotros podamos dar la noticia de que algún personaje pierde 10.000 seguidores en un día. Todo lo bien o mal que hagan con los estorninos que nosotros les mandamos va a depender de la persona que lleve la cuenta de Twitter.

- P: Y hay reacciones de todo tipo, ¿no?
R: Sí, hay gente que reacciona bien como, por ejemplo, González Pons que trató muy bien a los estorninos. En cambio, otros reaccionan muy mal como Hermann Tertsch, que quedó como un idiota. Pero no es culpa de los estorninos, es culpa de él. Ese señor está siempre muy enfadado, ve cosas donde no las hay. Es un poco como Jack Nicholson en El Resplandor.

P: Si usted estuviera en casa y alguien en la tele le dijera que se convirtiera en estornino, ¿le haría caso?
R: Yo soy estornino. [Canta] “Estorninos, solos por amooor”. A todo lo que sea hacer el gamba yo me apunto, me inviten desde la tele o un vecino. Porque la vida es tan triste, sino, tan aburrida… que yo me apunto a todas las tontadas.

P: La Sexta, tal y como se presenta el contexto mediático actual, es de los pocos espacios en los que hay cabida para el humor crítico con el poder. ¿Nos vamos a la mierda?
R: Sí, nos vamos. Pero nos estamos yendo desde siempre. El ser humano lleva yéndose a la mierda desde que empezó esto. Es cíclico. Hay momentos en los que creemos que todo va a ir muy bien y otros en los que creemos que todo va a ir muy mal. Y este es uno de ellos. Aunque depende de con quién te compares en el mundo y en el tiempo. Sería ingenuo decir que estamos bien porque la situación es mala. Pero tampoco es tan mala como alguna gente, interesadamente, quiere hacernos creer. Esto ha sido una orgía. Cuando hubo dinero se gastó como lo hizo Al Pacino en El precio del poder, pero eso ya pasó y ahora tenemos que decidir qué hacemos y cómo nos ajustamos.

- P: Y los medios de comunicación están ahí.
R: No nos podemos dejar comer la moral por los medios de comunicación como nos la estamos dejando comer porque ellos participan plenamente de esta campaña de terror. Infunden miedo. Es una situación mala, pero no es una situación irreversible.

- P: Hace muchas referencias a personajes cinematográficos. ¿De qué película de terror se ha escapado usted?
R: Soy totalmente cinéfilo. De terror concretamente te diría que de La Cosa. Soy de La Cosa porque no tengo una forma fija, soy cambiante. Igual hago de esmirriado en Sé lo que hicisteis que de estornino en El Intermedio.

- P: Entonces se identifica con La Cosa.
R: Sí, y también tengo un poco de Drácula Ye-Yé de Pajares. Sí, soy el Drácula Ye-Yé. Tienes que buscar esa canción… [Canta] “Soy un drácula ye-yé, soy un drácula ye-yé, a que nadie asusto. Soy moderno, soy eterno y lo estoy pasando bien”- ahora atención a esta frase- [sigue cantando] “Soy vampiro con melena, soy un drácula ye-yé”. [Ríe]

- P: Como cambiante que es, lo hemos visto pasar por distintos programas en La Sexta. Pero se le echa de menos presentando su propio programa como hacía en Noche sin Tregua. ¿Volverá algún día con un late show?
R: Intento no pensar. Es una profesión tan inestable que intento no hacer planes a largo plazo, voy recogiendo lo que va saliendo pero sí que es verdad- y te digo ahora que no nos oye nadie, así, entre nosotros- que yo siempre pensé mientras hacía Noche sin Tregua que acabaría haciendo eso. Que empecé haciendo lo mismo que acabaré haciendo. Creo que es el formato en el que más a gusto me he sentido siempre, el que más me ha gustado como espectador, y en el que más puedo aportar. Pero sí es muy probable que acabe haciendo otra vez Noche sin Tregua. No sé dónde ni cuándo, pero sí que me veo haciendo un programa así, para qué te voy a engañar.

- P: Lo veremos otra vez detrás del escritorio con su taza, entonces.
R: Y espero que con los mismos colaboradores. Lo menos importante es el presentador, ese programa era bueno por la gran suerte —que todavía no me lo creo- de tener a quien tuve. Intenta recordar… Estuve con Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Raúl Cimas, Ángel Martín, Ricardo Castella… Tuve a lo mejor que podía tener en aquel momento. Si algún día vuelvo a hacer Noche sin Tregua, espero que sea con ellos. Porque son lo mejor que hay en comedia.

- P: A ver si es verdad. Mucha suerte, buen viaje y nos vemos en Valencia.
R: Pero déjame que te diga una cosa para la gente que os oye. Y es que no quedan muchas entradas porque no son caras y la gente va sin miedo. Así que se den prisa porque me han dicho que quedan muy pocas. Suena a vacile, pero me han dicho que entre hoy y mañana se agotarán. Entonces… como lo paso tan bien cada vez que voy allí. Es que es una risa

- P: Sí, se agotan.
R: Espero que a lo de agotar te refieras a las entradas y no al público [ríe].

- P: No, a los pecadores, de tanto pecar.
R: [Ríe] ¡Pero en Valencia tardan más!

- P: Muchas gracias, Dani Mateo.
R: A vosotros."

Disfrutadla!!! ;)
Ya sabéis, quedan muy muy pocas entradas para Valencia...

Un saludo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada