11 nov. 2012

"La solución a nuestros problemas pasa por una unión de PIGS. O sea, una piara"


Dani Mateo necesita poca presentación. Se inició en la radio y pasó Noche Sin Tregua, La familia mata, Sé lo que hicisteis e infinidad de actuaciones como monologuista hasta llegar a El Intermedio, con un humor más ácido y actual. Es uno de los personajes públicos más poppolíticos de nuestra televisión: su nombre fue de los más mencionados en Twitter durante el 15M. Hablamos con él de sus inicios, los proyectos que tiene entre manos y su opinión sobre diversos asuntos.

- Estudiaste periodismo en la UAB. ¿Dónde te veías trabajando al terminar los estudios?

Creo que yo era el único que se veía trabajando…era uno de los payasos de la clase, pero nunca perdí la esperanza en meterme en algún medio. Me gustaba la radio, la tele, un poco de todo.


- Finalmente, te iniciaste en una radio local. Siempre bromeas sobre tu voz, afirmando por ejemplo que es de atracador, ¿alguna vez te hizo perder un empleo?

Sorprendentemente no…les debía de hacer gracia. En mi caso, al contrario que la gente normal, cuando vuelvo de fiesta la voz se me aclara. Los domingos me levanto con voz de castratti.

- En este medio, la radio, conociste a Martín Piñol, que te “enchufó” en la Paramount. ¿Cuántas tonterías podías decir en el estudio durante la grabación de un programa para que se notara que tenías madera de monologuista?

Muchas. Hacía el tráfico y me aburría mucho, así que decía cosas…por ejemplo: en estos momentos la circulación es más complicada que una Nochevieja en casa de la familia Pajares.

- ¿En qué te inspiras cuando haces un monólogo?

En nada…dejo que surja. Y casi nunca surge, así que me toca currar. Luego los pruebo con mi pareja y mis amigos, o con cualquiera que se cruce conmigo mientras lo estoy escribiendo. Por eso paso tanto tiempo solo cuando escribo. Porque no se me arrima ni Dios.

- ¿En verdad crees que el mundo se acaba en 2012?

Yo creo que antes… a mediados de noviembre, como mucho, échale cuatro o cinco días. Lo único que sé es que no me moriré sin meter un barco en una botella. Quiero saber que se siente estando totalmente ALONE IN THE DARK.

- Últimamente con las redes sociales se acusa de plagio a algunos humoristas. Según tú, ¿dónde nace el chiste: en Twitter, en el monólogo o en una película de Pajares y Esteso?

Yo creo que el chiste ni se crea, ni se destruye…se transforma. Probablemente yo, con otras palabras, esté riéndome de cosas parecidas a las que hacía que se partieran el ojete en Atapuerca. Tampoco me molesta que la gente use mis frases, pero que no me echen las culpas de lo que pueda ocurrir.

- ¿Hay algún chiste que hagas en Cataluña pero en Madrid te guardes por miedo a que no te lo tomen bien?

La verdad es que no tengo muchos chistes graciosos así que, si alguno funciona, lo uso en todos lados. Así que no diferencio entre Madrid y Cataluña. Es cuestión de optimizar el poco talento del que dispongo.

- España es como una familia mal avenida. Se te vio muy activo en Twitter a raíz la polémica con las declaraciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert. Dani, ¿qué es españolizar?

Para mí españolizar es construir un país del que apetezca formar parte y no lo que tenemos ahora.

- No tienes miedo a expresar tus ideales, ¿estás a favor o en contra de la independencia catalana? O, dicho de otra forma, ¿eres más de Diada o de 12O?

Soy más de 15M. Me parece que el independentismo es una forma local de indignación. Entiendo lo que lo causa, pero no comparto las formas. Creo que de esta hay que salir aunando esfuerzos, pero no solo en España, sino entre todos los países a los que están asfixiando en Europa. Creo que la solución pasa por una unión de PIGS que nos permita renegociar las condiciones de las ayudas. O sea, una piara… Si no lo hacemos, más que del 15M seré del 21D, o sea, del fin del mundo.


- En El Intermedio estamos viendo tu lado más político de mano del Gran Wyoming. ¿Cómo es trabajar con él?

Del Wyoming se aprende mucho, pero en falda está infinitamente peor que Patricia. Aunque oye, para una tarde que llueva…

- Se podría decir que has pasado de tener como revista de cabecera Diez Minutos al periódico El País. ¿Supuso un gran cambio para ti criticar antes la prensa rosa y ahora denunciar la actualidad?

Es un paso lógico en nuestra profesión; es decir, que vas donde te dicen y punto. A lo mejor mañana estoy presentando un programa de bricolaje. Probablemente habrá alguien que dirija su carrera, pero en este país la cosa se parece más a surfear. Si viene la ola y crees que la puedes cabalgar: súbete.

- Dices en entrevistas a otros medios que eres el bufón que mete el dedo en el ojo a los “poderosos”, porque es necesario en una democracia. ¿Alguna vez tuviste un problema serio por meter el dedo demasiado?

No. Sólo con algún que otro troll, que son la sal y la pimienta de internet.

- ¿Piensas que al Rey o a Rajoy le llegan tus críticas?

Tampoco.

- ¿Y a Amaia Montero?

¿A ella o a su Community Manager?

- No sé, pero ¿a quién de los tres le dolería más?

Pues a ninguno… Pero hacer caso de algunas les vendrían más que bien.

- ¿Eres tu propio guionista o tienes a quién echarle la culpa de tus palabras?

En El Intermedio me lo escriben todo y así está bien, porque son muy buenos. El resto de cosas, por desgracia, me las tengo que escribir yo. Por ahora nunca me han censurado. Tienes que saber cuál es tu lugar. A ver si algún día gano lo bastante para contratar a un negro en plan AR.

- ¿Se puede parar una injusticia social a través del humor?

No. Sólo se puede patalear. Eso me recuerda algo que leí una vez sobre un cómico que trabajaban un cabaret en el Berlín de los años 30, durante la dominación Nazi. En una entrevista que concedió ya mayor, un periodista le preguntó si él, con sus burlas, había contribuido a la caída del III Reich, a lo que el hombre – con una media sonrisa – respondió: sí, realmente les enseñamos lo que vale un peine.

- Vamos con la duda que tiene toda España: ¿era Ángel Martín de verdad tu compañero de piso o fue una estratagema para ganar audiencia?

Lo era, lo era… Mi compañero, digo. Era un piso franco de cómicos, yo llegué sustituyendo a Raul Cimas.

- Seguimos con dudas sobre SLQH. ¿Hasta qué punto llegaron los problemas con T5? ¿Era como se veía en el programa, lo exagerábais o tuvisteis que omitir muchas cosas?

Pues al final sí parece que se lio el asunto, pero creo que fue más por la audiencia que llegó a tener el programa que por otra cosa. Si nunca hubiéramos pasado de un 3% de share, aún seguiríamos emitiendo imágenes de Telecinco en La Sexta.

- ¿Quién es para ti un personaje sagrado y a quién estás deseando darle caña?

Sagrado es Cañita Brava, y estoy deseando darle caña a…a ver… no, creo que ya lee he dado caña a todos los que quería.


- Acabas de iniciar YU no te pierdas nada, un programa radiofónico que apuesta por un público joven y tiene especial difusión en Tuenti… ¿No tienes miedo de que acabes siendo un inadaptado a tu edad como Fran Perea, que hacía casi de preadolescente con 25 tacos?

Mi sueño es ser el Michael J. Fox español: con 40 y en patinete. Así titularé mi autobiografía. Hombre, la verdad es que es un riesgo que corres si haces humor, porque parece que la gente joven está más predispuesta a ver el lado gracioso y divertido de la vida, pero yo quiero pensar que se puede ser joven, divertido y a la vez inteligente. Que tengas un público más mayor no significa necesariamente que tu trabajo sea de más calidad… ahí tienes los editoriales de Mariló Montero, por ejemplo.

- ¿Sigues teniendo relación con tus antiguos compañeros?

Claro. Es lo que tiene deberles dinero.

- ¿Cuál de todos los géneros por los que has pasado te gusta más?

Por el musical no he pasado, pero es el que más me gusta. No lo descarto en el futuro. “Con 40 en patinete”, el musical.

- Todo el día haciendo chistes, o eso al menos parece. ¿Qué se toma Dani Mateo en serio?

Muchas cosas, pero soy muy japonés en ese aspecto. Me lo reservo para mí, para no molestar.


Dani Mateo...
No se va de viaje sin…billete.
Su chiste favorito es...ese que llega.
no olvidará nunca una anécdota...las mejores trato de olvidarlas a diario. No me dejan muy bien.
tiene referentes… difusos y erróneos.

Fuente: PopPol Magazine.

1 comentario: