18 feb. 2013

"Hacer humor en tiempos de crisis es más fácil"

El cómico, actor y presentador de origen catalán Dani Mateo agotó las entadas en el Gran Teatro de Elche con su nuevo espectáculo. Con «PK 2.0. Qué Dios nos pille confesados», Mateo realiza una ácida crítica en la que no deja terreno por pisar.


-¿En qué consiste su nuevo espectáculo?

-Pues «PK 2.0. Que Dios nos pille confesados» es ante todo un espectáculo centrado en el humor, en el que el espectador sale totalmente redimido de todos sus pecados y con la conciencia tranquila después de casi dos horas de espectáculo.

-¿Cómo logra mantener la tensión en los espectadores?

-Básicamente lo que hago es no parar de decir chorradas y tonterías con las que intento empatizar con el espectador. Intento jugar con la realidad y reírme de ella porque con esta crisis tan gorda si no nos reímos vamos a reventar.

-¿Qué pecados capitales tienen los políticos?

-Pues varios, como la avaricia o la ira. Depende de la especie de político y de la persona. Pero alguno tienen todos. Por ejemplo, los banqueros que han dejado a miles de familias tiradas en la calle cumplen los siete. Tengo poca fe en los políticos, pero en la política sí sigo teniendo fe.

-¿Es el humor es una vía de escape?
-Sí. Es una vía de escape. Pero también es una salida, una respuesta ante momentos de tensión como el actual. Debemos aprender a reírnos de nosotros mismos.

-¿Cómo está la comedia en España?

-No nos podemos quejar, pero si al tipo de humor que hago yo se le llama inteligente, habrá que ver qué mal está el resto... Nuestro país debe avanzar mucho para llegar a tener el espíritu crítico que existe en Inglaterra, Francia o Alemania. Pecamos de no saber hacer autocrítica satírica.

-¿Se ha censurado alguna vez?

-Me cuesta hacerlo y pocas veces lo hago. Si Woody Allen critica y se ríe del Holocausto, no quiere decir que se mofe de algo tan horrible. Lo que quiero decir es que en este país según qué tipos de cosas hay que tener mano izquierda. Los límites los marca el sentido común. Es algo muy importante, pero en esta profesión y en todas.

-¿Es más complicado hacer humor en épocas de crisis?

-Yo creo que ahora es más fácil, porque la gente está tan quemada con la realidad que cada día muestran los medios, que cuando ven a un tío diciendo paridas y gilipolleces que critican esa realidad que tanto detestan, es un terreno ganado. Actuamos de azote utilizando como herramienta a la comedia.

-¿Con qué se queda: televisión, teatro o radio?

-Lo que me gusta es ver crecer la hierba. De lo que hago para ganarme la vida porque no hay otro remedio, intento disfrutar con casi todo. Todo se parece mucho. Cambia el sitio, pero lo que hago viene a ser lo mismo: hablar intentando ser divertido. Quizá hay días que se han dado mal, o después de leer la prensa recién levantado sin un café en el cuerpo y con esa avalancha de negatividad me dan ganas de salir a la calle para inflarme a tortas.



Fuente: ABC.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario