31 may. 2014

Dani estará en Gijón

Os dejamos una nueva fecha para poder ver a Dani con 'PK2.0 Que Dios nos pille confesados...'


Será en GIJÓN, el domingo 29 de junio a las 20:30h.
En el Palacio de Congresos (Recinto Feria L.Adaro).

Ya podéis coger vuestras entradas a través de Cajastur.es, a un precio de 8€.

Neutrinos, por Dani Mateo

Esta semana los Neutrinos de Dani Mateo analizan los resultados de las elecciones europeas y cómo deberían afectar a la actitud del PSOE.

25 may. 2014

Dani en 'A vivir que son dos días'

Os dejamos la parte del programa 'A vivir que son dos días' de Cadena SER en la que estuvo Dani, donde le preguntaron por 'La risa os hará libres'.


24 may. 2014

Neutrinos, por Dani Mateo

Esta semana los Neutrinos de Dani Mateo confían en que estas elecciones europeas sean la prueba de que el 15-M, el compromiso ciudadano con la política, ha cuajado o no.

22 may. 2014

Programa del jueves - El Intermedio

Programa del jueves - Yu no te pierdas nada


"Todo lo que sea risa es bueno: desde un pedo hasta Esperanza Aguirre"

El cómico, actor, periodista y presentador de radio y televisión Dani Mateo (Barcelona, 1979), actualmente colaborador de El Intermedio, publica en La risa os hará libres (Planeta) una serie de monólogos que apenas dejan tema sin tocar. "No tenían cabida en otro lugar, así que cuando me propusieron hacer un libro me dije: éste es el sitio".


- Empieza el libro agradeciendo a quienes le iniciaron en el arte de hacer reír, ¿cuál es el más importante en esa lista?
- Entra todo...

- No vale, hay que 'mojarse'...
- Pero es que es verdad: Martes y Trece o Chiquito de la Calzada me han enseñado.

- ¿Chiquito?
- Pues claro. Todo lo que sea risa es bueno: un pedo o Esperanza Aguirre. La risa es una válvula de escape y la puede activar desde un pedo hasta el chiste de política más elaborado, y el fin es el mismo: que te sirva de válvula de escape.

- ¿No se nace siendo gracioso?
- No, yo creo que se va adquiriendo.

- ¿Me va a decir que no era usted gracioso de niño?
- ¿Pero quién no hace gracia de pequeño? La familia siempre se ríe cuando eres pequeño, ¿no?

- Pues no sé yo qué decirle...
- Qué raro... Yo creo que todos los niños hacen gracia en sus casas. Uno descubre que es humorista cuando sale al mundo y ve que hace gracia, porque el mundo es mucho más injusto. Aunque la familia es el público más agradecido.

- ¿Está seguro de que la familia es tan agradecida?
- Bueno, es verdad que cuando te haces mayor cambian. Llega la cena de Navidad y se han vuelto muy cabrones.

- Ya que no me da un nombre de referencia, se lo pregunto directamente: ¿qué le debe a Wyoming?
- No tengo una Santa Trinidad, porque para mí son cinco los magníficos: Wyoming, Buenafuente, Pepe Rubianes y Faemino y Cansado. Es lo más grande para mí, cada uno en su estilo.

- Pero sea el estilo que sea, cuando se trata de crítica, y ustedes en El Intermedio lo saben, ¿con humor entra lo que de otro modo no entraría?
- Lo que no tengo tan claro es que sirva de algo esa crítica. Para digerir la actualidad de cada día es para lo que servimos, porque el miedo paraliza mucho y la risa te ayuda a decir podemos hacer algo. En todo caso no te hace peor ni te hace pequeñito frente a las cosas. Si es un revulsivo, eso ya no lo tengo tan claro. Ayudamos a vivir mejor, pero la acción política va por otro lado.

- Así que con su libro sólo pretende que nos riamos, nada de revulsivo
- En realidad estos monólogos son una radiografía perfecta de mi cabeza.

- ¿Incluso del español 'medio'?
- Es un buen retrato, sí, un retrato del ser español. Este libro sale porque había muchas cosas que no tenían cabida ni en El Intermedio ni en un monólogo más largo. Son ideas que no tenían cabida, y éstas son las ideas que me permiten vivir. Me revoloteaban y no sabía dónde colocarlas. ¿Qué hago con esta mierda? Pues para el libro.

- No hay pretensiones...
- Es la realidad filtrada por un idiota. No hay pretensiones, a veces hasta siento vergüenza. Digo unas barbaridades tremendas, soy un idiota. Todos somos un poco idiotez y educación y de ese diálogo continuo entre ambas cosas sale la comedia. Cuando te das cuenta de qué es lo primero que piensas ante una realidad te dices: ¿pero cómo he podido pensar eso? Esas ideas que descartamos son las que el cómico ha de usar para la comedia. Todo el mundo se identifica en la miseria, en lo zafio y en lo incorrecto.

- ¿Nos hace libres?
- Por eso lo titulo así.

- Pero reconocerá que el título suena un poco pretencioso...
- Pero es que la risa sirve para liberarse de los complejos. Estamos todos muy encorsetados, tenemos una escoba metida por el culo siempre. Queremos estar perfectos todo el tiempo, nos idealizamos mucho y es imposible estar siempre perfectos.

- Y nos han educado mucho más para la tragedia y no para el ridículo y mira que lo hacemos veces en la vida...
- Sí, nos han educado para ser intensos y ¿a ti no te supera la vida? A todo el mundo le supera. Tú vez a los tertulianos de la tele, que la mayoría son unos zotes y los ves muy seguros... Yo no, a mí esto me supera. A partir de ahí la terapia es decir cómo me libero del miedo que me da todo. Riéndote de seguir viviendo y de que más o menos vas tirando. Y a partir de ahí te puedes relajar y hacer cosas más o menos interesantes con tu vida.

- ¿Por qué cree que las mujeres son menos cómicas, hacen menos gracia si son guapas? ¿Aún más educadas para la intensidad y la tragedia?
- Tristemente nos creemos que hemos evolucionado mucho como sociedad, pero al final no... Los tópicos y roles sociales están lamentablemente muy establecidos. La mujer todavía tiene ese papel de seducir. Incluso ella misma por educación y presión social se siente en la obligación de seducir, cosa que es totalmente contraria a la comedia. Un cómico seductor no hace mucha gracia.

- Usted parodia eso mucho...
- Es que si parodias al seductor sí hace gracia, pero porque no soy guapo, no soy realmente guapo. Si fuera de verdad guapo, no sería gracioso. George Clooney no tiene ninguna gracia cuando se pone gracioso. Dices: no, cállate, lo que quiero es que me lleves a la cama.

- No...
- Mentís. ¿De verdad me vas a decir que Clooney es gracioso? Como mucho: además de todo es gracioso. Dudo que se pueda ser gracioso siendo guapo. El sexo es una necesidad más básica que la risa y hay un momento que se impone y dices: sí eres muy graciosa pero estás buenísima. Algo en tu cerebro no te permite centrarte en el chiste que están haciendo, y eso con los chicos puede pasar, pero las chicas lo tienen mucho más difícil. Y es una pena, tengo muchas compañeras muy guapas y muy graciosas. Y se le perdona poco. Si está centrada en ser sexy no se le perdona y si va a cargarse eso violenta a las propias mujeres.

- ¿Es usted tan bocazas como dice en su libro?
- Sí, todo el rato, yo pienso a posteriori, y eso me ha traído muchos problemas. Tengo que confiar en la bondad de la gente todo el rato, porque si fuera más estratega no soltaría según qué cosas. Priorizo la comedia a la dignidad: yo lo suelto a ver si hace gracia. Hay cosas que digo que me ofenden hasta a mí.

- ¿La vez que más ha metido lo pata o peor lo ha pasado?
- Una vez haciendo un monólogo que tengo sobre Jesucristo, que le tengo cariño porque creo que le pasaba lo que a mí: que pensaba a posteriori, porque si no, no habría dicho todo lo que dijo. Estaba con un monólogo sobre cómo lo crucificaban y yo decía: "qué mala leche no haberle dado su padre superpoderes para quitarse de la cruz y arrancarse los clavos". Era una cosa tonta, pero no me habían dicho que el público era todo del Opus. Notaba que no había mucha risa, y de pronto se levantó una mujer mientras yo hacía de Jesucrito y me dijo: "cállese, nos está ofendiendo a todos". Y en ese momento que me podía haber callado perfectamente, pero le dije: "que sepa que eso mismo se lo dijeron a Jesús". Ahí salieron dos tipos que me sacaron y entró un malabarista. Pero fue muy gracioso, reconócemelo.

- Pues a ellos mucha gracia no les hizo...
- Es que la risa no tiene que ser fin de trayecto, sino compañera. Lo que pasa es que cualquier cosa con risa se hace mejor. Pero no quiero que se me malinterprete: no creo que ante los problemas del mundo haya que reírse como un idiota y dejar que te arrollen. Hay que enfrentarse a ellos, pero desde donde somos. Tenemos los recursos que tenemos y ya está, no tenemos que ser perfectos. Cuando piensas que eres una anécdota en el universo... Cuando todo se hace muy grande, mírate sentado desde el anillo de Saturno ya ya verás cómo piensas: madre mía, esa mierda de punto eres.

- ¿Le sorprende la falta de sentido del humor del que a veces hacemos gala pese a que era uno de nuestros puentes fuertes?
- Claro, porque estamos muy enfadados y con razón. Pero el enfado y el miedo es paralizante, y tenemos que darnos cuenta. El sentido del humor, que tiene muy mala prensa, es muy bueno. Es una época de gente muy enfadada y dientes muy apretados. Tenemos que recuperar eso. Somos buenos en muy pocas cosas en este país y en una es en el sentido del humor como filosofía de la vida. Hombre, si lo único que haces en la vida es reírte de las cosas pues mal, pero si lo acompañas y te sirve de herramienta es muy bueno. ¿No será mejor reírnos y luego, más relajaditos, ponernos a trabajar?

Fuente: 20minutos.es

19 may. 2014

Programa del lunes - El Intermedio

Programa del lunes - Yu no te pierdas nada




Dani colabora con la segunda edición de «Barcelona on the rocks»


En esta Barcelona impostada, donde hasta las más auténticas bodegas de barrio pueden ser en realidad franquicias camufladas, con botas de alma de "plexiglás" y "vermut" de pega, hay quien se empeña en volver a las esencias, indagar en lo bizarro, bucear en lo celtíbero al modo de Carandell... ¿por qué no?

Como un reverso de esas guías que aseguran ofrecer el secreto de una Barcelona tan genuina como imposible, Fernando Muñiz y Sergio Fidalgo acaban de publicar "BAR-celona on the rocks 2" (Cara B Ediciones), segunda entrega del canónico volumen que con el mismo título muchos devotos de la cultura de bar siguen releyendo como un devocionario. Bares con mesas de fórmica y barra de aluminio, con calendario guarrillo y menú de pizarra, de cocina sin engaños y propietario con muchos tiros pegados... en el centro de la ciudad, pero también, como una reivindicación, en los barrios, en la Barcelona metropolitana...

Son muchos: el club Monopol de la Rambla del Poblenou (ahora en transformación), el legendario Morryssom en el Eixample, Casa Leo de la Barceloneta (templo dedicado a Bambino), el Pujadas y el Piscis de Santa Coloma, el Lugo de Nou de la Rambla, el frankfurt Lubeck en Sant Antoni Maria Claret, el Bar Farré en Concilio de Trento, el Cervantes, el Álvarez Brothers de la calle Villarroel... No es una guía en contra de la Barcelona de diseño, aunque pueda parecerlo; no es una guía en contra de la Barcelona turística, aunque pocos guiris se asoman a los bares reseñados, es, en realidad, una celebración de la cultura de bar. ¿Modernos? Para nada, y con orgullo.

Como si fuese una declaración de intenciones, la guía se abre con una visita al Bar Kevin-El rincón del legionario, de Gavà, un local no apto para estómagos y almas sensibles, donde guardan igual devoción por el credo legionario que por Kevin Schwantz, el mítico 34 de Suzuki...

Como se ve, se trata de una guía políticamente incorrecta, a la que además se suman con entusiasmo personajes también atípicos como Xavier Theros, Azagra, Carlos Zanón, Tomás Guasch, Dani Mateo, Morfi Grei, Dani "el Rojo" o Ramoncín, que repasan sus locales favoritos. Kiko Amat y Santi Giménez firman sendos prólogos. A modo de "bonus track", el libro incluye un documentado reportaje sobre el que se considera el primer festival punk en Barcelona, en 1977.

Pase lo que pase en este 2014 de los prodigios, al menos que nos coja en un bar. Cualquiera de los reseñados por "BAR-celona on the rocks" nos vale.

ABC.

Dani Mateo estará en Taraskà TV

17 may. 2014

Neutrinos, por Dani Mateo

Los Neutrinos de Dani Mateo se plantean esta semana si, como dicen algunos, votar a los partidos pequeños en las europeas no serviría de nada, ¿seguro?

11 may. 2014

9 may. 2014

Spot Sandwich Thins

"Fui un niño gordo y eso te marca toda la vida"

Además de colaborar en "El intermedio" y el programa de radio "Yu no te pierdas nada", de Los 40, debuta como escritor con "La risa os hará libres", que define como un libro de autoayuda para afrontar con humor las adversidades a través de sus experiencias más divertidas.

"Un hombre 10 es quien no cree serlo y se califica con un 6. Ha de ser alguien que no esté obsesionado con lo que hasta ahora hemos entendido como un macho dominante alfa, controlador y triunfador. Para mí un hombre 10 ha de ser más femenino, tierno y niño".

¿Y quién es 10?
Haré la pelota al jefe: Wyoming (risas). Pero hay muchos: cualquier padre que intenta dar ejemplo a sus hijos y enseñarles que la vida no es tan mala como la pintan y merece la pena vivirla.

¿Y una mujer perfecta?
Mi mujer (la actriz Elena Ballesteros), quien me aguanta cuando llego a casa, que soy mucho menos gracioso y simpático. Además, es mucho más positiva y optimista que yo.

Tus armas de seducción son...
Siempre apelo a la lástima. El humor no es erotizante: nunca haces reír a una mujer y, luego, te vas a la cama con ella. El fracaso amoroso inspira a los cómicos.

Qué te retocarías en Photoshop.
La tripa, lo llevo muy mal. A la edad que tengo, debería resignarme a no tener tableta.

¿Cómo defines tu estilo?
Creo que "hipster-casual". Me lo define mi mujer, antes de estar con ella era un cuadro. Me preocupa la moda y me gusta, pero... ¡no tengo gusto ninguno!

No falta en tu armario...
Camisetas básicas, es algo con lo que aciertas fijo.

Nunca te pondrías...
Gorras con visera tan grande que supere la punta del zapato.

Un cosmético indispensable.
La crema hidratante, sobre todo porque someto mi piel a un desgaste enorme con el maquillaje que me ponen a diario.

Comes hasta morir cuando...
He descubierto el cocido madrileño, sobre todo la ropa vieja.

Y las dietas te persiguen si...
Sigo la dieta del arrepentimiento: si me hincho en la comida, no ceno. En general, intento controlarme para no mover el culo.

O sea, el deporte no va contigo.
Es mi eterna meta. Los gimnasios van bien porque soy de los que pagan y no van.

"El día que me casé con Elena estaba asustado".

¿Cuál es el mejor regalo?
Mi familia, la que he tenido y la que he formado yo después.

¿Qué te da miedo?
La muerte, la vida, el cambio climático, la plaga de topillos, la política... ¡Todo! Esa ridiculez y esos miedos absurdos inspiran mi humor y mis monólogos.

¿Y pudor?
Sobre todo el tema del físico. Fui un niño gordo y eso te marca toda la vida. La mayoría de los humoristas han tenido complejos de pequeños.

Sueltas una carcajada...
Me hace reír mucho la ridiculez, la constante lucha por lograr la dignidad humana, un camino de frustración.

Un momento "tierra, trágame".
Todas las veces que he entrado con apuro al baño y luego me he dado cuenta de que no hay papel. ¡Hay que comprobarlo antes! Y todas las soluciones son malas.

¿Cómo te gustaría ser recordado?
Como buena persona. Pero no tengo ansias de inmortalidad, me conformo con entretener a la gente mientras esté por aquí.

¿Qué te emociona?
La generosidad y la entrega de la gente; ahí reside la felicidad.

Pondrías en un aprieto...
A Ángela Merkel. Le preguntaría por qué hace lo que hace.

Dejarías un buen libro...
Por un viaje.

¿Lees revistas?
¡Sí! Y gracias a ellas nos ganamos la vida muy bien en el programa de radio.

Un día que te cambió la vida.
El día que me subí por primera vez a un escenario y vi cómo la gente se reía conmigo. Ahí descubrí mi verdadera vocación.

El mejor consejo que te han dado.
No metas el pie entre coche y andén. Los hay más trascendentes, pero... ¡éste es el mejor!

¿Con qué personaje emblemático pasarías horas hablando?
Con Groucho Marx. Me gustaría saber cómo ha conseguido ser tan brillante y rápido.

Superpoder que te gustaría tener.
Antes, habría dicho ser invisible para espiar a las chicas en los vestuarios. Ahora tener todas las respuestas a mis preguntas.

Dices "vamos al grano"...
En el sexo. He empezado a entender que son importantes los preliminares. Antes creía que eran el previo a la cama... ¡y no!

Un recuerdo imborrable.
El día que me casé con Elena. Estaba tan asustado y no sabía si iba a estar a la altura...

Si no fueras actor...
Futbolista. O mejor: representante de un futbolista, que es lo mismo pero sin sudar.

Un momento perfecto.
La ducha. Woody Allen decía que las mejores ideas le surgían mientras se duchaba, y así es.

¿Qué es la fama?
Una suerte porque, en nuestra profesión, es un termómetro que mide tu trabajo. Pero nunca ha de afectar a tu forma de ser.

Las redes sociales son...
Una adicción. Me gustan tanto que tengo que controlarme.

SUS PASIONES

Su boda con la actriz Elena Ballesteros, en agosto de 2010, es un recuerdo imborrable, un sueño cumplido para Dani. No tienen hijos, aunque ella aportó una niña, Jimena, de nueve años, al matrimonio. Otro sueño ha sido publicar "La risa os hará libres" (Planeta), del que dice: "Había muchas cosas que tenía dentro y decidí plasmarlas en un libro. Eran ideas graciosas, que me ayudan a sobrellevar el día a día. Se puede decir que es de autoayuda porque motiva y transmite que nada es para siempre."



image host image host

Fuente: Revista Diez Minutos.