19 feb. 2016

Dani Mateo, enamorado del Nuevo Ford Mustang

Embajador del Nuevo Mustang en España, el presentador, humorista y periodista Dani Mateo anima a sus seguidores en redes sociales a preguntarle por su experiencia. Tras vivir en su propia piel lo que es “cabalgar” al volante del pony car nos ha contado sus impresiones, y ha respondido a los fans.


El amor a primera vista entre Dani y Mustang

A pesar de que Dani Mateo no tenía especial devoción por los bólidos de alta gama, Mustang ha sabido conquistar su corazón. Nos ha contado que “realmente no soy un fan de los coches deportivos, pero sí soy un apasionado del mundo Mustang. Es la primera vez que he podido disfrutar de un coche de este nivel.
 Me gusta la velocidad en los deportes, por ejemplo, en el fútbol o en la fórmula 1. Pero en la carretera no tanto. Sin embargo me gusta Mustang porque al ponerme al volante, la primera palabra que me viene a cabeza es ‘cool’. Luego lo pienso mejor, pero sigo sintiéndome ‘muy cool’. En Estados Unidos ya pude probar un modelo anterior hace años, y os puedo asegurar que fue amor a primera vista”.
Esa primera vez en USA se le quedó grabada a Dani y no la puede olvidar: “Los Universal Studios en Los Angeles. La primera vez que lo conduje fue para ir del hotel hasta allí. Es un coche que lo relaciono mucho con las películas y el lifestyle americano. El modelo actual es un coche muy poderoso. La aceleración es brutal y además es muy cómodo”. En el plano personal Dani nos confiesa que a la primera persona que ha querido llevar en Mustang ha sido Elena, su mujer. También se reconoce como un buen conductor que aprobó a la primera su carné (promete que lo hizo sin chuletas), y parece que nos lo va a poner difícil para recuperar el Mustang que le dejamos para vivir esta excepcional experiencia. “No os lo pienso devolver. Si lo queréis, tendréis que quitármelo a la fuerza, porque ya lo quiero para mí”.
Como buen experto en monólogos, Dani no se corta al echar a volar su imaginación, para pensar en su experiencia soñada en un Mustang. “Me imagino en la típica persecución al estilo 007. Yo sería el malo con mi Mustang y, después de una dura lucha, logro alcanzar el cochazo de Daniel Craig. Le desafío con la mirada por la ventanilla, me pongo las gafas de sol y le empujo contra un camión que transporta gasolina… Fuegos artificiales en la carretera y al final, happy ending! yo me quedo con la chica Bond”.


Leer más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario